¡LLEGO LA CHELA!

LA BEBIDA SE VENDIÓ EN EL FAN FEST, SITUACIÓN QUE DESATÓ LA LOCURA ENTRE LOS AFICIONADOS EN QATAR

POR JAVIER JUÁREZ / ENVIADO

2022-11-21T08:00:00.0000000Z

2022-11-21T08:00:00.0000000Z

Organizacion Editorial Mexicana

https://oem.pressreader.com/article/281891597275055

La Última

Doha.- Un oasis en el desierto. El objeto más buscado en Doha, en eso se convirtió la chela, incluso más que los boletos para los partidos. Entrar o no a los estadios pasó a segundo plano. La gente buscó cerveza hasta debajo de las piedras, pero no lo encontraron, al menos hasta el sábado. En el momento más oscuro apareció el Fan Fest. El sitio donde se pueden reunir los aficionados para escuchar música, bailar y comprar cerveza con alcohol, prácticamente hacer todo lo que no pueden en otros lugares. La gente hasta se brincó las vallas de seguridad en la búsqueda de su bebida. El precio es lo de menos. El vaso les costó a los aficionados 50 ryals, es decir 260 pesos mexicanos aproximadamente, solo por 355 mililitros de chela. La gente tuvo derecho a comprar cuatro vasos por persona, sin embargo, el control se perdió, muchos adquirieron todo lo que pudieron: “Acabo de gastarme 2 mil pesos en chelas”, nos comentó un seguidor mexicano. ESTO recorrió el Fan Fest. La sensación fue la de encontrar otro Doha. Nada comparado a lo que sucede fuera. Seguidores mexicanos con su vaso en mano, turcos, colombianos, argentinos, ecuatorianos, españoles, ingleses, todas las naciones unidas por la música y el líquido anhelado. Fiesta. Alegría. El Fan Fest llegó justo a tiempo. La Copa del Mundo de Qatar estaba apagada, pero despertó en el momento indicado: “La cerveza nunca ha faltado, con tanto calor y tratándose de un Mundial la necesitábamos”, comentaron dos seguidoras colombianas. Los turcos prefirieron cantar y beber. Cerveza aquí, allá, hasta se antojó darle sorbos para calmar el calor. En Doha el reloj marcó las 00:00 horas, pero el lugar estaba vivo, nadie quiso irse. Bailar, brincar, mezclarse con otras culturas era lo que esperaban los aficionados, incluso mujeres qatarís, que pensábamos eran reservadas, cantaron y se divirtieron en el lugar. FIFA prohibió la cerveza con alcohol en los ocho estadios mundialistas, pero en el Fan Fest su venta es libre. Llegó la chela. El invitado que faltaba. El Mundial por fin es un Mundial.

es-mx