LA OTRA PANDEMIA 130

La SEPYC tiene el registro de 2 mil 700 instituciones en todo el estado que requieren de algún tipo de atención en su infraestructura

CARLA GONZÁLEZ

2022-09-19T07:00:00.0000000Z

2022-09-19T07:00:00.0000000Z

Organizacion Editorial Mexicana

https://oem.pressreader.com/article/281590949422343

Centro

El pasado 29 de agosto comenzó oficialmente el ciclo escolar 2022­2023 en Sinaloa, aunque no todos los alumnos tuvieron un satisfactorio regreso a clases, ya que sus planteles educativos no se encontraban en las mejores condiciones de infraestructura para recibirlos. Desde el 2020, junto con la crisis sanitaria que provocó el Covid­19, emergió otra pandemia: el deterioro, abandono y vandalismo de las escuelas. Incluso desde antes de la crisis sanita MILLONES DE pesos será la inversión para rehabilitar 117 escuelas con problemas de electricidad en el estado. ria los planteles educativos arrastraban ya un importante rezago en el mantenimiento de su infraestructura, algunos con hasta 50, 60 y 70 años de antigüedad sin tener ningún tipo de mejoras, lo que se agudizó cuando estos se quedaron solos. Durante el confinamiento social las escuelas quedaron en total abandono; maestros y alumnos se fueron a clases en línea; incluso directivos, administrativos y hasta los propios intendentes y veladores también se fueron a casa. En estas condiciones de desatención, las escuelas se convirtieron en un blanco fácil de la delincuencia. SIN LUZ NI AGUA Unas de las necesidades más apremiantes en las escuelas y que también fueron las más vandalizadas por su valor económico, fueron las instalaciones de energía eléctrica y agua potable. Estos servicios son tan indispensables como los libros de texto, ya que sin agua y sin luz los alumnos están sometidos a estudiar bajo altas temperaturas y sin la oportunidad de ir siquiera al baño a hacer sus necesidades fisiológicas. José Juan Rendón Gómez, jefe de Servicios Regionales zona sur en Sinaloa, informó que en Mazatlán todavía hay siete planteles con problemas de energía eléctrica y agua potable, en su mayoría por robo de cableado e instalaciones. “Estamos esperando hacer un levantamiento para que la Secretaría de Educación Pública y Cultura y el gobernador del estado, Rubén Rocha Moya, definan los recursos que sean necesarios para atender la problemática”, informó. No hay recursos de alcance, reconoció, las necesidades son grandes y se buscan estrategias con las Asociaciones de Padres de Familia para la atención, ya que estas manejan recursos a través de las aportaciones que realizan. La intención es hacer un plan de estrategia, realizar un diagnóstico de las condiciones de la escuela y darle prioridad a lo más urgente. De acuerdo a datos de la SEPYC en Sinaloa hay 117 planteles con problemas de energía eléctrica; 66 son de Culiacán, 17 de Mazatlán, 10 de Ahome, 7 de Guasave, 4 de El Rosario, 4 de Navolato, 2 de Escuinapa, 2 de Elota y en los municipios de Cosalá,

es-mx