MUJERES VÍCTIMAS

Mientras las autoridades presumen baja incidencia delictiva, el INEGI revela que en Sinaloa solo se denuncian 5 de cada 100

MARTÍN DURÁN/NALLELY CASILLAS 0.1%

2022-09-19T07:00:00.0000000Z

2022-09-19T07:00:00.0000000Z

Organizacion Editorial Mexicana

https://oem.pressreader.com/article/281513640011015

Centro

Alma Delia recuerda el horror cuando sintió la punta del cuchillo en su espalda y la voz del sujeto que le ordenó entregar sus pertenencias. Aquella mañana de invierno en Culiacán, ella se dirigía a su trabajo y llevaba consigo 3 mil pesos de una cundina. “Me quitó el dinero de la cundina que iba a entregar ese día donde trabajaba, pero lo más traumático es que el asaltante me tocó mis partes según buscando más dinero”, cuenta ahora que ha pasado 9 meses del suceso. Faltaban 10 minutos para las 7 de la mañana del 5 de diciembre de 2021. Alma Delia salía de su casa en Padros del Sol y caminaba unas cuadras a Capistrano para tomar un camión rumbo al centro comercial donde trabajaba. Recuerda que el ladrón, en evidente estado narcótico, la tocaba. Rezaba para que alguien la ayudara, pero todo sucedió en menos de un minuto que le pareció eterno. El asaltante se fue entre las calles del fraccionamiento y ella se quedó en estado de shock. Un vecino al que recurrió le prestó un celular con el que habló con su esposo, quien fue por ella. Alma Delia no denunció el robo con violencia. “¿Para qué? Es puro echar vueltas de oquis, nunca me iban a resolver nada, ya no iba a recuperar los 3 mil pesos”, dice con algo de amargura. “En el sector siempre se reportan cosas, pero nunca van las patrullas”. En cambio, días después se enteró que el sujeto fue “levantado” y tableado por punteros. Una forma de “hacer justicia” en una ciudad controlada por el crimen organizado que sacude todo. DATOS QUE REVIENTAN El caso de Alma pertenece al 96.7 por ciento de los delitos que durante 2021 no se denunciaron en Sinaloa, la cifra negra más alta que reporta el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) durante los últimos 10 años en su Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2022, publicada el pasado 8 de septiembre. En dicha encuesta, Sinaloa figura como la entidad que se encuentra por encima de 2022 estima que la tasa de víctimas por cada 100 mil 000 habitantes en todo el estado de Sinaloa fue de 19 mil 860 hombres y 21 mil 401 mujeres, las más victimadas. la media nacional de 93.2 por ciento en delitos que no se denuncian. Es decir, de acuerdo con el Inegi, mientras que en la entidad no se denuncian 95 de cada 100 delitos, a nivel nacional la cifra se encuentra en una media de 10 denuncias por cada 100 delitos. “Se estima que en 2021 en Sinaloa se denunció el 4.7 por ciento de delitos (en 2020 la cifra fue de 6.1%), de los cuales el ministerio público inició una carpeta de investigación en el 69.7 por ciento de los casos, mientras que el año anterior la cifra fue de 72.1 por ciento. De un año a otro la cifra negra se incrementó además, pues al final la Fiscalía inició una carpeta de investigación en sólo el 3.3 de los delitos generados. Como Alma, la Envipe 2022 también registra que los ciudadanos afectados no denuncian principalmente por la pérdida de tiempo que representa. Este argumento lo dio el 26.3 por ciento, mientras que el 9 por ciento consideró que existe desconfianza en la autoridad. Estos motivos, señala el estudio, son causas atribuibles a la autoridad. “Se entiende por miedo a que los extorsionen, pérdida de tiempo, trámites largos y difíciles, desconfianza y por actitud hostil de la autoridad receptora”. “Por otras causas: se entiende por miedo al agresor, delito de poca importancia, no tenía pruebas y otros motivos”. Uno de los delitos con más alta tasa negra es la extorsión, que alcanzó en 2021 el 97.4 por ciento de no denuncia, pues de acuerdo con un especialista en el tema, las víctimas dan por hecho que no recuperarán su dinero. “Cuando alguien es víctima de extorsión, prácticamente ya no recupera su dinero, porque en cuanto depositan una cantidad, los delincuentes la mueven en pocos minutos hasta por cinco cuentas, eso hace irrastreable el dinero”, indicó un experto en investigar este delito. “La gente se cansa, al ver todo lo que implica la investigación y que ya no ganarán nada, mejor desisten, no hay confianza”, apuntó. CONTRA EL DISCURSO FESTIVO Pero mientras el Inegi desnuda la cifra negra en Sinaloa como la más alta del país, las autoridades estatales atribuyen la baja en denuncias al trabajo de los tres órdenes de gobierno “que contribuyen a la disminución de delitos”. Cristóbal Castañeda Camarillo, secretario de Seguridad Pública del estado, es uno de los funcionarios cuya narrativa, desde 2021, se centra en que la disminución de delitos se debe al trabajo conjunto de Ejército, Guardia Nacional y corporaciones locales. “En Sinaloa hemos tenido la baja en incidencia delictiva y muchos de los resultados es por la coordinación de las autoridades militares”, expuso el titular de la SSP, Castañeda Camarillo. Aseguró que esto se debe a la presencia de la Fuerza de Tarea, que incluye a mandos militares de Durango y Chihuahua, estados limítrofes. “Afortunadamente hemos logrado bajar la incidencia”, dijo al ser cuestionado por reporteros el pasado martes 13 de septiembre, pero cuando se le preguntó sobre la desconfianza y la cifra negra de no denuncias, indicó que “es un trabajo de todos los días”. Reconoció que, en efecto, hay muchos ciudadanos que no presentan denuncia, cuando es un delito consumado, pero en

es-mx