Investigación por negligencia sigue abierta

El día de ayer, los padres del bebé Matías, quien perdió uno de sus brazos, llegaron a Casa Aguayo para pedir apoyo del gobernador

ALBA ESPEJEL / CORTESÍA

2023-01-25T08:00:00.0000000Z

2023-01-25T08:00:00.0000000Z

Organizacion Editorial Mexicana

https://oem.pressreader.com/article/281715503745456

CONURBADA

En el 2021 Matías de solo un año de edad fue víctima de negligencia médica, lo que provocó que le amputaran su brazo. El entonces gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, pidió que se investigara el caso y la clínica San Antonio, en donde ocurrieron los hechos, fue clausurada. Sin embargo, la carpeta de investigación sigue abierta, los presuntos culpables siguen sin sentencia y sin brindar el apoyo necesario al bebé. Fue por esta situación que la familia acudió este 24 de enero al martes ciudadano en Casa Aguayo, pues la última vez que tuvieron acercamiento con las autoridades fue el 19 de mayo del año pasado, cuando la madre de Matías, Cristina Castelán, se reunió con Barbosa Huerta. El exmandatario prometió que se haría cargo de la prótesis, así como el apoyo psicológico. En suma, les brindarían seguridad debido a que recibieron amenazas por la clausura de la Clínica San Antonio. Luego de revisar a Matías, los médicos del gobierno del estado les indicaron que hasta mayo de este 2023 podría usar prótesis, ya que si antes se la colocaba podría dañar su brazo y sólo están a la espera de que este apoyo siga en pie. Pero esta no era la única preocupación de la familia, pues la carpeta de investigación sigue sin avances y esto quiere decir que la familia sigue sin justicia. En entrevista con este medio, la abogada de la familia, quien prefirió tener su nombre en el anonimato, explicó que la denuncia fue por negligencia médica y dentro de los acuerdos está el apoyo de las prótesis, ya que el exgobernador se comprometió a darle la primera, pero Matías va a necesitar muchas a lo largo de su vida y el pago de los daños. Esto no se ha podido concretar debido que siguen sin sentencia los presuntos culpables. Los señalados son la encargada de enfermeras, Estela N, fue quien colocó una liga de uso común en el brazo para canalizarlo y Silviano N, doctor y dueño de la clínica. “La demanda es por la justa reparación del daño para el niño, también cobra relevancia porque la ley estipula que estas personas deben de adoptar medidas apropiadas para promover la recuperación física, psicológica y la restitución de sus derechos, cosa que no ha ocurrido”, señaló la abogada. Fue por esta situación que este 24 de enero, la familia acudió a Casa Aguayo, que es la sede del Gobierno del Estado para reunirse con el nuevo gobernador de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, y afortunadamente fueron recibidos. Al nuevo mandatario le expusieron la situación y aseguró que revisará el caso con la Fiscalía General del Estado (FGE) y que seguirá en pie el apoyo de la primera prótesis. La abogada compartió a este medio que la familia se siente tranquila por haber entablado comunicación con Céspedes Peregrina, pues ahora saben que el apoyo del menor continuará pese al fallecimiento de Barbosa Huerta. No obstante, sigue el clamor de justicia para que los responsables paguen por lo que le hicieron al niño.

es-mx