Ucranianos sufren frío y la oscuridad

Con temperaturas bajo cero, Kiev busca restablecer la energía; Zelenski implora a la ONU que castigue a Rusia

Reuters y AFP

2022-11-25T08:00:00.0000000Z

2022-11-25T08:00:00.0000000Z

Organizacion Editorial Mexicana

https://oem.pressreader.com/article/281754158330670

Mundo

KIEV. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, exigió a Naciones Unidas que castigue a Rusia por los ataques aéreos contra la infraestructura civil de su país, después de que un bombardeo de misiles sumió a las ciudades en una oscuridad glacial, en los peores cortes de energía de alcance nacional. Bajo temperaturas menores a cero, las autoridades trabajaban ayer para restablecer la energía. Los últimos misiles rusos causaron diez muertos y dejaron fuera de servicio todas las centrales nucleares de Ucrania por primera vez en 40 años. Los responsables del sector nuclear afirman que las interrupciones de la energía pueden alterar los sistemas de refrigeración y provocar una catástrofe atómica. Desde octubre, Rusia ha lanzado andanadas de ataques aéreos aproximadamente una vez a la semana contra objetivos energéticos en toda Ucrania, disparando cada vez misiles por valor de cientos de millones de dólares para dejar fuera de servicio la red eléctrica ucraniana. Moscú reconoce haber atacado infraestructuras básicas y afirma que su objetivo es reducir la capacidad de lucha de Ucrania y empujarla a negociar. Kiev dice que esos ataques tienen la clara intención de dañar a los civiles, lo que los convierte en un crimen de guerra. “Hoy es sólo un día, pero hemos recibido 70 misiles. Esa es la fórmula rusa del terror. Todo esto es contra nuestra infraestructura energética”, dijo Zelenski a través de videoconferencia con el Consejo de Seguridad de la ONU. “Los hospitales, las escuelas, los transportes y los barrios residenciales han sufrido”. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que la culpa del sufrimiento de los ucranianos es de Kiev por negarse a ceder a las exigencias de Moscú. Ucrania dice que solo dejará de luchar cuando todas las fuerzas rusas se hayan ido. El invierno boreal llegó de forma brusca a Ucrania y las temperaturas estaban muy por debajo del punto de congelación en la capital, una ciudad de tres millones de habitantes. La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-greenfield, dijo que el presidente ruso Vladimir Putin está “usando claramente el invierno como un arma para infligir un inmenso sufrimiento al pueblo ucraniano”. Putin “intentará congelar el país hasta la sumisión”. No hay perspectivas de que el Consejo de Seguridad, donde Rusia tiene veto, actúe. El embajador de Moscú en la ONU, Vasily Nebenzya, dijo que la comparecencia de Zelenski va en contra de las normas del Consejo y rechazó lo que calificó de “amenazas temerarias y ultimátums” por parte de Ucrania y Occidente. El primer invierno de la guerra pondrá a prueba si Ucrania puede seguir adelante con su campaña de reconquista de territorio, o si los comandantes rusos pueden mantener abastecidas sus fuerzas de invasión y encontrar la forma de frenar el impulso de Kiev. Al haber retrocedido, Rusia tiene una línea mucho más corta que defender para mantener las tierras tomadas, con más de un tercio del frente ahora bloqueado por el río Dniéper.

es-mx